Ecuador: inestabilidad interminable

Ecuador: inestabilidad interminable

José Blanco

En la historia de un subcontinente marcado por la inestabilidad política continua, Ecuador destaca entre las repúblicas más inestables. Por el Poder Ejecutivo han desfilado todas las formas que en el mundo latinoamericano han sido. Liberales, conservadores, derechas extremas, militares mediante golpes de Estado, civiles llegados del mismo modo, probablemente un récord en el cambio de sus constituciones políticas. Los diversos intereses privados y los diversos intereses populares, no han encontrado un arreglo de construcción política que dé estabilidad a esa pequeña república continuamente azotada por los sucesos políticos más extremos.

Las estatizaciones y privatizaciones van y vienen según los aires que zumban por el Palacio de Corondelet, sede de la presidencia de la República, llamado de ese modo por todos los ecuatorianos, aunque tal nombre no figura en los documentos oficiales.

En 1997, en ocasión de uno más de tantos resquebrajamientos de una normalidad institucional que nadie podría decir en qué puede consistir, Ecuador se convierte probablemente en la única república en el mundo cuyo primer mandatario, Abdalá Bucaram, es defenestrado por el Congreso por incapacidad mental.

Ecuador posee un peculiar sistema monetario por el cual la moneda oficial es el dólar estadunidense, cuyas monedas fraccionarias –en un marco decimal–, son de cuño y significados ecuatorianos: centavos ecuatorianos del dólar estadunidense.

En noviembre de 2006, el actual mandatario, Rafael Correa, fue elegido para el periodo 2007-2011. Algunos observadores de Ecuador opinan que lo ocurrido el 15 de abril de 2007 era perfectamente previsible, dado el discurso que al día siguiente de su toma de posesión comenzó a emitir Correa, a imagen y semejanza de Hugo Chávez y de su propio antecesor Lucio Gutiérrez. En efecto, en esa fecha se eligió una Asamblea Constituyente, que promulgó la enésima Carta Magna, vigente desde octubre de 2008.

Dado lo previsto por la novísima Constitución, hubo de llamarse a elecciones generales para designar a las autoridades, y naturalmente surgió como vencedor el presidente Correa en 2009, aunque se trató de una relección para una sola vuelta, cargo que desempeña desde el 10 de agosto de ese año. Nadie podría jurar que Correa terminará su periodo y llamará a elecciones democráticas. Los negros nubarrones que se ciernen sobre Ecuador son muy grandes.

A estas alturas, desde luego no existe en Ecuador ningún consenso respecto del intento de golpe de Estado por la policía. El gobierno aporta lo que, dice, son pruebas que proceden de Miami que apuntan a un intento planeado por fuerzas del ingeniero civil, ex militar, y ex presidente Lucio Gutiérrez; político que llegó al poder tras haber participado primero en un golpe de Estado contra Jamil Mahuad; formado un triunvirato que resultó inaceptable para la comunidad internacional, hecho en el que se apoyó el ejército para reconstituir el orden constitucional. Lucio fue dado de baja por el ejército, pero, al estilo Chávez, como civil llegó por las urnas nuevamente al poder con un discurso populista, de derechas, aliado con grupos indígenas y con grupos de izquierda. Y ahora, de acuerdo con Correa, conspira contra su gobierno.

Al día siguiente del intento y los hechos del hospital, corría por diversos sectores de la sociedad ecuatoriana la versión de un fingimiento armado por Correa cuyo propósito es la disolución de la asamblea legislativa, para gobernar por decreto (se supone que en beneficio de las mayorías). En ese día siguiente Correa recibió el apoyo de UNASUR y de la OEA. Pero en los días siguientes estos apoyos quedaron congelados, a la expectativa. En medio del rebumbio político, casi nadie tomó nota, pese a las protestas estudiantiles en algunas ciudades, de que Correa hizo aprobar una nueva ley de educación.

Una fuente del órgano parlamentario confirmó a algunos diarios ecuatorianos que, en efecto, las reformas educativas fueron aprobadas sin debate, tras finalizar el plazo máximo para su consideración; la ley entró en vigor el 12 de octubre.

La reforma legal ha sido criticada duramente por alumnos, profesores y trabajadores de varias universidades del país, por considerar que eliminó la autonomía universitaria y abre las puertas para el mayor control gubernamental sobre los centros académicos que haya existido.

Pero Correa ha defendido las reformas, con las que dice llevará adelante una transformación de la educación, que responda a los intereses nacionales. Esta nueva ley, aparece como la probable forma en que se desenvolverá en adelante Correa, decidiendo por sí que es lo conveniente para la educación, incluida la superior, y para los intereses nacionales.

La nueva Ley de Educación de Ecuador muestra que sus autores todo lo desconocen sobre la educación, especialmente los contenidos educativos y los métodos de enseñanza del presente y sus formas de organización. Es difícil imaginar que sus disposiciones puedan ponerse en práctica.

El artículo 32 dice: La Autoridad Educativa Nacional ejerce la rectoría del sistema educativo a nivel nacional. Adiós autonomía universitaria. El artículo 27: La Autoridad Educativa Nacional determinará los estándares y los ejes curriculares, basados en los principios de esta ley para todos los niveles del sistema educativo nacional. Adiós autonomía. El artículo 30: La Autoridad Educativa Nacional, como órgano rector del Sistema Nacional de Educación, tiene competencias exclusivas sobre la definición de las políticas nacionales del sector.

De no creerse. Parece haber sido redactada por El Loco Abdalá Bucaram.

LO QUE LA GENTE PIENSA

  • ¿Por qué se llaman a sorpresa?
    Roberto M.
    Pues solamente los columnistas de opinión de La Jornada se llaman a sopresa por una “reforma” como esta. Los impulsos por controlarlo todo, por imbuir a los estudiantes con el “interés nacional” (léase el interés ideológico del sistema en turno), siempre han estado presentes en los gobiernos que aspiran a controlar todos los aspectos de las vidas de los ciudadanos. Si no, que le pregunten a los chilenos que asistierno a la escuela durante los años de Pinochet, o a los cubanos de los últimos 50 años, o a los que los tocó vivir en la URSS, o a los que crecieron en los años de Franco. O más simple: basta ver la mitología nacional mexicana creada por el PRI después de la Revolución, y que muchos se empeñan en continuar, pretendiéndose émulos de los “héroes” nacionales.
  • Están equivocados
    Mateo E
    No me sorprende que llamen como sorpresa lo que pasó. En mi país se necesitaban cambios, y no ha sido sino hasta la llegada de este gobierno que se han enfrentado a los verdaderos problemas que acaban con este país. Este gobierno, fue el primero que logró despolitizar a la universidad pública!!! o no recuerdan o no conocen acerca del pantano en que le han tenido sumida a la Universidad Central la Union nacional de educadores, que lo único que fueron es un brazo del incompetente grupo político del MPD. La “controversia”, que no es tal, acerca de la nueva ley de educación superior es que disminuirá los bolsillos de los dueños de las universidades privadas que son tierra de nadie, no tienen profesores a tiempo completo, sus campus universitarios dan verguenza de llamarse universidades, no hacen ni la intención de realizar investigación. Existen excepciones por supuesto pero esa es la realidad del sistema educativo privado y público en el ecuador. ¿Entienden el significado de rectoría?
    • Lamentable evaluación
      Jose Parisí
      Resulta lamentable el comentario del Señór Blanco, autor de la columna,ya que trata a Ecuador con el mismo desprecio de un colonialista. Sin negar la complejidad de Ecuador desde el punto de vista político (y otros), es inadmisible que un Señor como Blanco se permita emitir evaluaciones y juicios de valor que ponen en evidencia su desconocimiento sobre el país que él critica. Lamentable. Muy Lamentable. Y le aclaro, por las dudas, que no soy ecuatoriano y tampoco mexicano, pese a haber vivido 8 años en México y haber conocido el sistema político de ese país, al que no me permitiría de ningún modo calificar dado el limitado conocimiento que tuve del mismo (similar al que el Señor Blanco tiene de Ecuador). Saludos a todos los columnistas y lectores.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en INTERNACIONAL, OBAMA Estados Unidos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s